Las actualizaciones de software son necesarias para mejorar el rendimiento y corregir los errores técnicos que puedan suponer una vulnerabilidad potencialmente explotada por los ciberdelincuentes.

En este sentido, suponen dejar atrás a dispositivos que no cumplen con las exigencias requeridas. En una nueva limpieza, la popularización de mensajería instantánea WhastApp dejará de prestar servicio a algunas versiones antiguas del sistema operativo Android.

Estas serán Android 2.1 Eclair y Android 2.2 Froyo, que vienen de serie en algunos modelos lanzados en 2010 como HTC Desire.

De esta forma, los teléfonos móviles inteligentes que sigan funcionando con esta versión de la plataforma de Google no podrán utilizar la aplicación, según se puede apreciar en la página oficial de traducción de WhatsApp, en donde aparecen periódicamente algunas funciones que llegarán próximamente.

“Desafortunadamente, WhatsApp dejará de soportar tu móvil desde el 31 de diciembre de 2016”, reza el enunciado de esta característica que se hará efectiva próximamente.

Esta “limpieza” se une al anuncio el pasado febrero en donde se informaba que WhatsApp ya no será compatible a final de este año en terminales basados en el sistema operativo Symbian, BlackBerry y versiones antiguas Windows Phone.

De este modo, para seguir utilizando el servicio es recomendable o bien actualizar el sistema operativo o, en caso que el terminal no lo permita, cambiarse a un modelo más actual.

ABC