-ABC

El mercado de los «smartphones» no atraviesa su mejor momento. Hace ya meses que el negocio de la telefonía móvil inteligente se desinfla a nivel mundial, pero Google parece no temer estos datos. Según «The Telegraph», la compañía quiere enfrentarse a Apple directamente, por lo que lanzará a finales de este año un nuevo terminal.

Si bien es verdad que los de Mountain View cuentan ya con su propio «smartphone», los Nexus, el as que se guardan en la manga no tiene nada que ver con este terminal. El objetivo de Google es reforzar su control sobre el «software» móvil y competir directamente con el iPhone. Una teoría que podría ser acertada ya que Google lanzó a finales de 2015, Pixel C una tableta que aspiraba a robar terreno a iPad Pro.

Hasta ahora, Google ha recurrido a otras compañías para fabricar sus Nexus, como a LG o Huawei, pero esta vez trabajan en su propio «hardware». Además, según «The Telegraph», el trabajo está tan avanzada que la compañía está ya en conversaciones con diferentes operadores de telefonía móvil para lanzarlo.

«Google ya desarrolla el sistema operativo Android que se ejecuta en cuatro de cada cinco teléfonos inteligentes que se venden en todo el mundo», recuerda el diario. De hecho, el gigante tecnológico ha sido acusado por Europa de abuso de posición dominante. «Pero -continúa el medio- a diferencia de Apple, que deja de fabricación a otras empresas como Samsung, la compañía pretende concentrarse en el desarrollo del ‘software’ libre que se ejecute en sus teléfonos».

«The Telegraph» apunta a que detrás de esta nueva estrategía se encuentraRick Osterloh, presidente de Motorola, que fue fichado por Google para el desarrollo de productos de «hardware».

El nuevo dispositivo verá la luz a finales de este año, según una fuente cercana a al diario. Y Google estará más encima y tendrá más poder sobre el diseño, la fabricación y el «software», a diferencia de sus Nexus.