-Noticias 24

Agentes con lógicas, culturas, intereses y un espíritu emprendedor específicos puede que no triunfen en las redes sociales por una serie de factores que le relataremos a continuación.

1. Autopromoción continua
Muchos pequeños, medianos y grandes empresarios cometen el error de saturar a las personas con publicaciones en sus redes asociadas a descuentos, promociones e información de sus productos y servicios; cuando lo correcto según especialistas en la materia es brindar la mayor cantidad de datos valiosos a los usuarios porque ellos son lo más importantes a cultivar.

Lo más o menos adecuado es que de cada 4 publicaciones, 3 deben estar relacionadas con algún tipo de contenido, y 1 con tu marca o producto. Sería algo así como un 70% contenido y un 30% hablar de tu empresa. La relación es sencilla, pero para la mayoría de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) es difícil de llevar a la práctica.

2. Clic y compra
con relación al punto anterior las empresas no deben colocar enlaces en las redes sociales porque lo más recomendado es que ofrezcan contenido para luego llega a vender. Sólo las grandes multinacionales, como Ebay o Amazon, pueden permitirse el lujo de usar este tipo de tácticas con buenos resultados.

3. No tener una estrategia en las redes sociales
No puedes publicar sólo por publicar, lo apropiado es crear un plan de Social Media y antes de eso conocer la situación de tu empresa, situar los productos que ofreces, còmo reacciona la competencia en las redes y cómo desarrollaras el contenido.

Para ello debes preguntarte las siguientes interrogantes: ¿Qué vas a publicar? ¿A través de qué redes sociales vas a hacer llegar tu contenido, propio y comercial? ¿A qué hora vas a publicar? ¿Qué tipo de contenido vas a utilizar para llegar a tus fans? Todo esto debes tenerlo muy claro, o debes solicitar asesoría profesional para determinarlo.

4. No interactuar con tus seguidores
Responder a los seguidores es el punto clave del éxito a través de las redes sociales, porque a ellos les importa sentirse valorados y la interacción con ellos puede proporcionar mejores resultados en las ventas.

5. Publicar demasiado
Tanto exceder las publicaciones o no publicar es el error más garrafal en el mundo del social media, en este canal de comunicación se debe colocar lo necesario por día sin cometer el error de abarrotar las actualizaciones de los usuarios con publicaciones sólo de la empresa.

6. Estar presente en todas las redes sociales
Si tu empresa no está dispuesta a dar el 100%, es mejor no perder el tiempo en una red social nueva. Recuerda que el tiempo es dinero y es preferible tener una cuenta bien nutrida a tener varias escuetas.

7. Comprar seguidores
Comprar seguidores sólo te crea una audiencia falsa, no segmentada, que no tiene ningún interés en tu empresa.Es autoengañarse, sólo hay un perjudicado, y esa es tu PYME.

8. No usar correctamente los hashtags
El exceder las etiquetas también es un error muy común que no deja nada que desear de la empresa, cuando los usas de forma tan abusiva, dejan de tener la importancia que merecen. Lo ideal es utilizar los hashtags más relevantes en tu sector, relacionados con tu producto, y no emplear más de 3 por tuit o publicación.

Es interesante también crear un hashtag propio para hacer branding y así medir el engagement e impacto de tu marca en los fans.

9. Faltas de ortografía
Aunque en la actualidad, para muchos manejar las redes es cosa sencilla, una empresa no dede dejar el trabajo de las redes a cualquier persona por múltiples razones, entre ellas la dejadez de planificación que puede mostrar incluso errores ortográficos.

Las faltas de ortografía pueden arruinar la reputación online y credibilidad de una marca, y efectivamente una caída de las ventas. Para evitar este tipo de problemas, es importante seleccionar con cuidado a tu community manager, sea una persona interna o externa a la empresa.

10. Publicar el mismo contenido en todas las redes sociales
Es lo más sencillo, lo más cómodo, y un error enorme. Detrás de cada red social hay una audiencia, fans, nuestro público objetivo. No te extrañe que muchas PYMES compartan seguidores en varias redes, y si, es muy molesto ver por duplicado o triplicado la misma publicación en Facebook, Twitter e Instagram.

Por eso es importante segmentar el contenido dependiendo de cada red social, por ejemplo:

En Facebook, compartir una frase inspiradora.

En Twitter, compartir tu último post.

En Instagram, un video corto sobre el proceso de fabricación de tu producto.

Este tipo de contenido despierta curiosidad en nuestra audiencia y demuestra profesionalidad en la manera como se gestiona una comunidad de fans.

11. Tener un perfil incompleto y poco atractivo
Es necesario que incluyas en tu foto de perfil un logo que identifique fácilmente a tu marca, completa la descripción de tu perfil con un enlace directo a tu web o blog.
Escoge cuidadosamente la categoría a la que pertenece tu negocio.

12. Utilizar el mismo tipo de contenido
Lo más recomendad es ofrecer contenido variado a tu audiencia, si repites publicaciones disminuirá el atractivo y posiblemente perderás seguidores que pueden considerarse futuras ventas. El encanto del marketing de contenidos está en aportar contenido variado, diferente, original y divertido.

13. No analizar a la competencia
Investiga qué hace la competencia: cómo se dirige a sus seguidores, qué tono utiliza, qué posts reciben más “me gusta”, comentarios, lo que se comparte y lo que no.Ahora prueba a hacer algo parecido, pero con tu toque personal.

14. No reconocer a los seguidores
A todos nos gusta sentirnos valorados, reconocidos y que tengan un gesto detallista de vez en cuando, y más aún cuando se trata de marcas con las que tenemos una relación especial.Los pequeños detalles son los que convierten a un cliente esporádico en un cliente para toda la vida, y en ese aspecto muchas PYMES fallan.

15. Obsesionarse con los resultados
Tener expectativas acerca de resultados de venta por movimientos en redes es totalmente errado, el mundo del social media es como una carrera de fondo, donde poco a poco vas estableciendo una relación de confianza y cercanía con tu audiencia, aportando contenido, analizando lo que le gusta o lo que le inquieta.

Siempre deben tomar en cuenta que las redes no son un canal de venta son una vía de comunicación directa, como una linea de atención al cliente sin necesidad de teléfono.