Ocurrió en diciembre de 2015. La historia se repitió en mayo de 2016. Y ahora, por tercera vez, WhatsApp será bloqueado en Brasil.

Según la prensa internacional reseñó que como en las ocasiones anteriores, el bloqueo se debe a una represalia de la justicia brasileña contra la que es la mayor aplicación de mensajería instantánea del mundo, ya que WhatsApp siempre se ha negado a romper la confidencialidad de los mensajes intercambiados por sus usuarios en el país carioca. Concretamente, de investigados por el sistema judicial de Brasil.

Brasil argumenta que de la misma forma que la tecnología empleada por WhatsApp debe garantizar la privacidad de sus mensajes, también debe garantizar poder dar acceso a las autoridades a esos mismos mensajes.

La primera vez, las 48 horas de bloqueo inicial se quedaron en 12 tras un recurso interpuesto por la compañía, que se escudaba en lo “desproporcional” de la medida, ya que afectaba a cien millones de usuarios en todo el país, pese a que los investigados sólo eran unos pocos.