El llamado Foro de Cooperación de Medios de Comunicación de la Nueva Ruta de la Seda, organizado por el Diario del Pueblo, uno de los de mayor tirada del mundo, atrajo a periodistas de más de 200 países, entre ellos numerosos directivos de grandes agencias y diarios.

El director para Asia-Pacífico de Bloomberg, David Merritt, el subdirector de la agencia mexicana Notimex, Enrique González, o el vicepresidente de Yahoo, Soujanya Bhumkar, fueron otras personalidades que asistieron al evento, que celebró su tercera edición y tuvo como escenario el Centro Nacional de Convenciones, en pleno Anillo Olímpico de la capital china.

El presidente de Diario del Pueblo, Yang Zhenwu, abrió las jornadas de debate asegurando que los medios actuales “deben impulsar el desarrollo pacífico, ajustarse a ideas correctas sobre moral y beneficios, abogar por unas relaciones internacionales modernas y promover un sistema justo de orden internacional y gobernanza global”.

Los medios “deben enviar energía positiva para un pacífico desarrollo de los lazos internacionales”, manifestó Yang en el encuentro, donde China también buscaba promover entre los medios internacionales sus ambiciosos planes bautizados como “Nuevas Rutas de la Seda”, con los que quiere desarrollar el transporte y las telecomunicaciones en el planeta, con especial énfasis en Eurasia.

Tras un día de reflexiones y puesta en común de ideas, los asistentes al foro fueron recibidos el miércoles por el jefe de propaganda e ideología del Partido Comunista de China, Liu Yunshan, “número cinco” en la jerarquía del régimen chino.
El encuentro se celebró en el Gran Palacio del Pueblo, sede del Legislativo chino situado en el ala oeste de la céntrica Plaza de Tiananmen, y en él se analizó principalmente el proyecto de las “Nuevas Rutas de la Seda”, un plan a largo plazo que algunos observadores ven como una versión china del “Plan Marshall” que Estados Unidos lanzó en la posguerra para reconstruir Europa.

Por ahora, los planes transnacionales de Pekín no se han concretado demasiado, aunque ya existe un banco internacional patrocinado por China para financiarlos (el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras).

Es seguro que el desarrollo de las telecomunicaciones será importante en esos proyectos, lo que explica el interés de Pekín en aumentar los lazos con los grandes medios internacionales.

El Mundo