Siempre ha sido conocida la rivalidad entre dispositivos Apple y Samsung, para hacer crecer el fuego, un reciente test ha demostrado que el iPhone 6s es mucho más rápido que el recientemente lanzado Samsung Galaxy Note 7.

El iPhone 6s se lanzó hace casi un año bajo un terminal con procesador A9 de doble núcleo, 2GB de RAM, pantalla de 1334×750 píxeles y con iOS 9.3.4.

Por otra parte, el Samsung Galaxy Note 7 lleva un procesador Snapdragon 820 de cuatro núcleos, 4GB de RAM, pantalla a resolución QHD

El test de velocidad se realiza abriendo y minimizando una serie de aplicaciones y juegos, teniendo en cuenta una primera vuelta y una segunda mucho más rápida dado que las apps ya se encuentran cargadas y ejecutadas en segundo plano.

En todo momento, podemos observar como el Samsung Galaxy Note 7 siempre se mantiene por detrás del dispositivo de Apple, que demuestra ser mucho más rápido abriendo todo tipo de aplicaciones y juegos.

De esta manera el iPhone 6s consigue acabar la primera vuelta en 1 minuto y 21 segundos, añadiendo 30 segundos más de una segunda vuelta, y concluyendo el test en 1 minuto y 51 segundos.

El Samsung Galaxy Note 7 consigue acabar la primera vuelta a los 2 minutos y 5 segundos, añadiendo 45 segundos más para completar la segunda, y haciendo un total de 2 minutos y 50 segundos de test.

Noticias24