La segunda generación del Galaxy A5 comercializada en muchas partes del mundo, presenta algunas ventajas en cuento a su uso.

En primer lugar el Galaxy A5 se destaca por implementar lector de huella dactilar sobre el botón “home”, lo cual permite desbloquear el terminal, así como la posibilidad de asociarlo a uso de pagos apoyándose en el soporte de NFC.

En cuanto a diseño, su evolución destaca en positivo, pues se aproxima a un dispositivo Premium o de alta gama y se aproxima a su siguiente generación, el eGalaxy S6.

En el cual se observan sutiles diferencias, como es el hecho de que el cristal de su frontal se mantenga en negro, en lugar de compaginar el color con la parte trasera del dispositivo, como sucede en los de gama alta.

En cuanto al grosor, es muy inferior a la edición anterior, con un marco de pantalla mucho más estrecho que aprovecha los bordes y las dimensiones de la pantalla, lo que le permite escalar de las 5 a las 5,2 pulgadas del modelo actual.

Con un peso muy liviano de apenas 123 ramos frente a los 155 del actual. El S5 está preparado para resistir salpicaduras y viene con más potencia, más prestaciones y más facilidad de uso.

Además de incluir todo tipo de sensores (huella dactilar, pulsaciones y para conexión), responde a una de las peticiones más extendidas entre los usuarios de smartphones: la autonomía.

Samsung incorpora un sistema de ahorro de energía que nos permite estar operativos cerca de 12 días sin cargar la batería.

Lógicamentebajando las funciones a las básicas y (en este caso) usando la pantalla en blanco y negro. Una prestación de emergencia,que resulta ser en extremo útil.

Otro aspecto relevante es el diseño redondeado, al observar la pantalla, se trata de un panel FHD Super AMOLED con una resolución Full HD (1.920 x 1.080), la misma que su antecesor.

El tamaño del panel alcanza las 5,1 pulgadas de diagonal. Logrando por ello una densidad de 431 puntos por pulgada, todavía muy por encima de lo que se supone que el ojo humano puede detectar.

Otro cambio importante es la resistencia al agua, El Samsung Galaxy S5 es resistente al agua según la norma IP67. Esto quiere decir que no sólo puede aguantar salpicaduras, sino que puede sumergirse a poco profundidad hasta 30 minutos sin que esto le cause daño. El sellado de la carcasa se complementa con un cierre de plástico en el lugar del puerto MicroUSB.

Su carcasa de la parte trasera cambia de material, y adopta un tacto rugoso que mejora el tacto y el agarre del teléfono, evitando que se deslice en la mano o en una superficie plana.
En cuanto al color, son cuatro opciones diferentes: negro, blanco, azul y oro.

La potencia del teléfono se ha incrementado notablemente, y ahora cuenta con un procesador de cuatro núcleos y 2,5 GHz.
Junto con este chip encontramos 2 GB de memoria RAM.

La Cámara del S5
Cuenta con un captor de 16 megapíxeles con un nuevo autofoco, en principio más rápido. La velocidad es una de las cifras de las que presume este teléfono, también en la cámara de fotos. Se supone que con este AF podríamos tomar una foto en 0,3 segundos.

Pero las cámaras de fotos de los teléfonos móviles, hasta de los más altos de las gamas, tienen limitaciones, ya que hay muy poco espacio. Por eso es especialmente importante el software que acompaña al captor. En el Galaxy S5 encontramos procesamiento en tiempo real de HDR, con lo que conseguimos fotos sorprendentes.

La interfaz de la cámara ha cambiado y en general han simplificado su funcionamiento. Además, todos los efectos que se aplican a las fotos se pueden implementar después de la toma, por lo que no hay que preocuparse demasiado por ello en el momento de hacer la foto. En la parte frontal encontramos la cámara secundaria, dedicada a videollamadas y autorretratos, con una resolución de 2,1 megapíxeles.

Sistema operativo y aplicaciones
Samsung sigue confiando en Android para sus móviles estrella, y en el caso del Galaxy S5 llegará con la última versión disponible: Android 4.2.2 Kit Kat.

Con este ecosistema, se accede a los servicios de Google más populares como Chrome, Drive, Photos, Gmail, Google, Google+, Google Settings, Hangouts, Maps, Play Books, Play Games, Play Newsstand, Play Movie & TV, Play Music, Play Store, Voice Search o YouTube.

Además es la puerta de acceso al mayor mercado de aplicaciones, Google Play. En él encontramos más de un millón de títulos de diferentes desarrolladores, y no falta ninguna de las apps más populares como Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp, Telegram o Line.

La seguridad también tiene importancia en este terminal, cómo se ha demostrado con el sensor biométrico. Con él también se puede acceder a lo que los coreanos han llamado “Private Mode” o modo privado. Con esta función se pueden bloquear una serie de contenidos de la memoria del teléfono a los que sólo se puede acceder después de pasar un filtro de seguridad.

Conectividad
Por una parte encontramos el LTE o 4G, que encontramos en su versión más rápida hasta ahora: CAT4. Utilizando esta conexión podríamos lograr velocidades de hasta 150 Mbps, aunque la velocidad real en nuestro país será probablemente más baja. En casa también es rápido, ya que cuenta con WiFi 802.11 ac MIMO, también la versión más moderna y rápida de este estándar.

Noticias24