Uber, propietaria de la plataforma de servicios de transporte privado que pone en contacto a usuarios y conductores, registró pérdidas de explotación de al menos 1.270 millones de dólares (1.124 millones de euros) en el primer semestre de 2016, según informó el responsable de las finanzas de la compañía, Gautam Gupta, durante una conferencia con inversores.

La compañía tecnológica estadounidense, que al no cotizar no tiene que hacer públicas sus cuentas trimestrales, informó de que en el primer trimestre de 2016 su resultado bruto de explotación (Ebitda) arrojó pérdidas por importe de 520 millones de dólares (460 millones de euros) y de 750 millones de dólares (664 millones de euros) en el segundo, indicaron a Bloomberg personas conocedoras de la situación.

Según Gupta, la principal causa de estas pérdidas fueron los subsidios recibidos por los conductores de la compañía, cuya valoración estimada ronda los 70.000 millones de dólares (61.945 millones de euros).

Sin embargo, la facturación de la plataforma de servicios de transporte experimentó un crecimiento del 18%, desde los 960 millones de dólares (849 millones de euros) del primer trimestre hasta 1.100 millones de dólares (973 millones de euros) en el segundo trimestre.

Uber registró un resultado de explotación negativo de al menos 2.000 millones de dólares (1.770 millones de euros) en el conjunto del ejercicio 2015 y en sus siete años de historia acumula pérdidas de unos 4.000 millones de dólares (3.540 millones de euros).

ABC