Las grandes obras del siglo XX son fuentes de inspiración en el mundo de los videojuego. “El Corazón de las tinieblas”, “La vuelta al mundo en ochenta días” o “Drácula”son los tres clásicos literarios que han inspirado videojuegos.

La fusión de la tecnología aplicada a los videojuegos  y la literatura, da rienda suelta  a la imaginación. Un ejemplo es  la novela corta publicada en 1899 que refiere a un conflicto bélico moderno.

Clásicos como  “La vuelta al mundo en ochenta días”, de Julio Verne, que  también tiene su propio videojuego, y la historia de los  “80 Days”, no queda atrás quien tiene su propio videogames creado por el estudio independiente “inkle”.

“The Incredible Adventures of Van Helsing” es otro videojuego inspirado en una de las mejores obras literarias de la historia, en este caso, la novela “Drácula”, de Bram Stoker.

La literatura ha inspirado otros videojuegos como “Stalker” o “The Witcher”

Uno de los libros que han inspirado grandes videojuegos y que, por supuesto, no puedes perderte es “Pícnic Extraterrestre” una novela creada por los hermanos Boris y Arkady Strugatsky y en la que se basa “Stalker“, una serie de juegos de acción en primera persona de GSC Game World.

La trama sigue a Redrick Schuhart, un experimentado acechador (stalker en inglés) que entra en la “Zona” para encontrar valiosos artefactos para venderlos.

Co información de EFE